sábado, 26 de julio de 2008

Entrevista con “El” escultor

(…)
YO.- Qué lo llevó a la escultura?

EL.- Mis manos; cuando me di cuenta que con ellas podía transformar la materia, modificar su forma. Fue entonces cuando entendí que toda materia es transformable.

YO.- Ud. se refiere a materias maleables como la arcilla?

EL.- No necesariamente, me refiero a todo; a que todo es susceptible a cambiar, a cambiar formalmente.

YO.- …todo lo que pueda alcanzar con sus manos?

EL.- todo lo que pueda alcanzar con mi voluntad

YO.- Cuando habla de las manos, podría aplicarse el viejo dicho que dice “ver para creer”, en el caso del escultor podría decirse “tocar para creer”?

EL.- En nuestra profesión hay que ser un poco escépticos, no nos conformamos con ver; necesitamos también tocar. Los escultores miramos el horizonte y queremos tocarlo, transformarlo con nuestras manos; es decir, un escultor no solo se conforma con ver y tocar; necesita transformar, crear.

YO.- Para usted qué es la forma?

EL.- Nunca he podido contestarme esa pregunta, siempre que me la hago tengo mas interrogantes. Estoy seguro que es como una máscara con la que se cubre la verdad.

YO.- La forma es una máscara?

EL.- La máscara es el límite más externo. Cual es el límite de las cosas?, hasta donde llegan? Hasta donde somos? Terminamos en la epidermis? Es nuestra apariencia la forma última de nuestro ser? Mi ser abarca también lo que miro, lo que toco, lo que siento?
Cuando abro los ojos y miro al horizonte, hasta donde soy? Mi ser termina en mis párpados o en ese horizonte?
Develar esa máscara es lo que me interesa.

YO.- El problema de la forma que usted plantea lleva inmerso cuestiones espaciales. Cuando usted habla del horizonte por ejemplo.

EL.- Efectivamente. Considero que la forma de cualquier cosa, o la percepción que tenemos de ella – que es lo importante – está estrechamente relacionada con el espacio que la rodea; con su contexto. Lo importante es el espacio. La forma depende de él.

YO.- Ud. dice por ejemplo que la forma de esta taza no es la misma si estuviera en otro lugar?

EL.- Así es, el espacio modela la forma.

YO.- Explíquese!

EL.- Note usted los cambios que se producen en su rostro cuando observa una linda chica. La distancia entre la chica y usted es el espacio, la chica observada es su límite; ella modifica su forma, su forma termina donde ella empieza. Lo mismo ocurre al mirar una estrella o un abismo.

YO.- Eso ocurre en los seres vivos…

EL.- La escultura es vida.

2 comentarios:

Ed dijo...

...profundo
Estoy totalmente de acuerdo. Cuando vea una linda chica le explicaré con tus palabras que no es suficiente ver...que soy esceptico, o escultor, lo que funcione mejor.

Ed dijo...

Ya en serio...
No se si venga al caso, pero me vino a la memoria una definición que encontré en el diccionario:
Eón.-en el gnosticismo, cada una de las inteligencias eternas, emanadas de la divinidad que colmaban el intervalo entre la materia y el espíritu, poniéndolos en relación.
Salud!